Nuevas recetas

Prueba de sabor: Vinos de Château de Beaucastel

Prueba de sabor: Vinos de Château de Beaucastel


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

A veces, los dioses del vino conspiran contra ti. Las cosas habían ido demasiado bien durante demasiado tiempo. Recientemente pensé en el rollo en el que estaba, ni en una botella con corcho en meses, e incluso algunos sospechosos viejos se habían mostrado bien recientemente, los corchos podridos y los llenos bajos al diablo. Y luego estaba esto.

Lo que debería haber sido una velada maravillosa se vio empañada por fallos de encendido tras fallos de encendido, y lamentablemente sufrimos un 50 por ciento de éxito en la tasa de mi chateauneuf du pape favorito, los vinos siempre confiables y, a menudo, inspiradores de Château de Beaucastel. Ahora bien, habrás leído que no soy un fanático particularmente entusiasta del chateauneuf, lo cual es cierto ya que normalmente soy yo quien escribe eso, pero la verdad está más en la garnacha que en los vinos de chateauneuf.

La verdad es que creo que estoy bastante bien alineado con muchos de los productores más tradicionales de la región que confían en el arte de mezclar para hacer un mejor vino. Por supuesto que hay excepciones, vinos impresionantes elaborados exclusivamente con garnacha, pero son pocos y distantes entre sí. Para mí, la garnacha rara vez produce un vino completo, en su lugar ofrece atractivos perfumes de frutas rojas y hierbas mientras entrega un bocado de frutas rojas relativamente alto en alcohol y poco ácido que puede llenar la boca, pero al mismo tiempo un poco hueco. Ahí es donde entran las variedades como syrah, mourvedre, cinsault y carignan, sin mencionar las 13 variedades permitidas en los vinos de la solicitud.

Para mi paladar, la magia pasa cuando la gran bola de frutos rojos se llena, como un baúl de juguetes, con la complejidad que brindan estas otras variedades. Un poco de fruta negra, aceitunas, grasa de tocino, guantes de cuero, botas sucias y caza colgada, todo mezclado agregando profundidad, estructura y matiz al núcleo explosivo de la garnacha. Ahí es cuando las cosas se ponen interesantes y, por supuesto, eso es en lo que Beaucastel se especializa.

Beaucastel, uno de los pocos y quizás únicos productores que utiliza todas las variedades permitidas en sus vinos, históricamente ha permitido que mourvedre comparta el foco de atención con la garnacha, cada uva representa aproximadamente el 30 por ciento de una cosecha típica de Beaucastel. Los resultados se manifiestan en los vinos, en su juventud como componente de textura añadido y una sensación en boca más completa, y en la vejez cuando el matiz realmente comienza a mostrarse. En muchos casos, tendería a recomendar beber chateauneuf du pape bastante temprano en lugar de más tarde, no porque los vinos no envejezcan bien, sino porque no parecen mejorar significativamente con la edad. Cambiar, sí, pero ¿para mejor?

Haga clic aquí para obtener más información sobre los vinos de Beaucastel.

- Gregory Del Piaz, Snooth


La joya rústica del Ródano se encuentra con la modernidad

CHÂTEAUNEUF-DU-PAPE, FRANCIA - Me gusta pensar que soy un tipo moderno, pero cuando se trata de vinos, debo ser más tradicionalista. Esto es lo que aprendí durante una visita reciente a Châteauneuf-du-Pape, el gran pueblo vitivinícola del valle del Ródano de Francia.

Viajé allí para degustar más de 120 vinos tintos de la añada 2010, que recientemente fue lanzada con excelentes críticas. Aproximadamente la mitad eran vinos llamados tradicionales, elaborados en grandes cantidades, utilizando métodos tradicionales y con un precio modesto (para Châteauneuf-du-Pape, al menos). El resto eran cuvées de “prestigio” o “especiales”, vinos estilo boutique elaborados con técnicas más modernas. Estos vinos suelen tener puntuaciones de críticos de tres dígitos y precios.

Como he escrito anteriormente sobre los vinos de otros dos pueblos del Ródano, Cairanne y Rasteau, 2010 es un año excelente para la región. Varios productores de Châteauneuf-du-Pape, incluidos Marc Perrin de Château de Beaucastel y Thierry Usseglio de Domaine Pierre Usseglio, dijeron que podrían haber elaborado sus mejores vinos en 2010.

Sin embargo, incluso una gran cosecha no puede ocultar las grandes diferencias en los enfoques de elaboración del vino.

Mientras degustaba los vinos tradicionales, perdí la noción de la cantidad de veces que escribí descripciones como "fresco", "elegante" y "equilibrado". Si bien no puedo afirmar tener un conocimiento enciclopédico del antiguo Châteauneuf-du-Pape, me acordé de añadas como 2001 y 1990, cuando los vinos se agrupan alrededor del punto óptimo donde el poder y la delicadeza se cruzan. De los 68 vinos de esta categoría, me hubiera gustado comprar entre un tercio y la mitad de ellos, una tasa de éxito inusualmente alta.

Los siguientes fueron las 61 cuvées especiales. Hubo algunos vinos excelentes, incluida mi primera elección entre todos los vinos de cada categoría, Cuvée de Mon Aïeul del Sr. Usseglio. Aún así, me encontré usando descriptores como "roble", "cola de cereza" y "agresivo" un poco más de lo que me hubiera gustado. Estos vinos están hechos para un largo plazo, no para beber temprano, por lo que no es de extrañar que fueran menos accesibles que los vinos tradicionales. Pero no estoy seguro de querer derrochar en más de un puñado de ellos.

Las cuvées de prestigio son una invención bastante reciente. La Réserve des Célestins de Henri Bonneau, considerada generalmente como la primera, se remonta a la década de 1920, pero el movimiento no cobró impulso hasta la década de 1980, cuando se unieron productores de renombre como Beaucastel.

Las cuvées han proliferado desde entonces. Harry Karis, un médico holandés que ha escrito un libro sobre Châteauneuf-du-Pape, identificó a 174 de ellos, de unos 100 productores, en 2009.

Algunas de las cuvées presentan uvas de pequeñas parcelas de viñedos especiales. Inusualmente entre las grandes denominaciones de vino francesas, Châteauneuf-du-Pape no tiene una clasificación oficial para designar viñedos superiores, como los grands crus y premiers crus de Borgoña. Entonces, con las cuvées especiales, algunos cultivadores han creado sus propias distinciones informales.

“Hace quince años, solo hablábamos del mistral y los galets roulés”, dijo Usseglio, refiriéndose al viento del norte que azota el valle del Ródano ya las piedras lisas que el río depositó aquí hace siglos. Ambas son características distintivas de Châteauneuf-du-Pape, que ayudan a secar las uvas después de las lluvias, previniendo así enfermedades y preservando la humedad del suelo para nutrir las vides durante los veranos calurosos.

Sin embargo, los enólogos han demostrado, en algunos casos con sus cuvées especiales, que también es posible hacer grandes Châteauneuf-du-Pape a partir de suelos arenosos o arcillosos. “Ahora se habla más sobre la diversidad del terruño”, agregó el Sr. Usseglio.

Imagen

Otros viticultores utilizan sus cuvées de prestigio para destacar una sola variedad de uva, normalmente la garnacha. Esta uva constituye más de dos tercios de la superficie total de viñedos de la denominación, pero hasta los últimos años se consideraba generalmente demasiado alta en alcohol y demasiado empalagosa para hacer un gran vino sin la ayuda de otras variedades.

La garnacha ciertamente tiene sus beneficios, incluida una excelente capacidad de envejecimiento. La Cuvée de Mon Aïeul del Sr. Usseglio es principalmente garnacha. También lo es el vino tinto de Château Rayas, quizás el Châteauneuf-du-Pape más emblemático de todos.

Qué cocinar ahora mismo

Sam Sifton tiene sugerencias de menú para los próximos días. Hay miles de ideas sobre qué cocinar esperándote en New York Times Cooking.

    • No se pierda los increíbles fideos soba de Yotam Ottolenghi con caldo de jengibre y jengibre crujiente. para hongos es una delicia, y combina muy bien con pargo frito con salsa criolla.
    • Pruebe la pizza de ensalada de Ali Slagle con frijoles blancos, rúcula y pimientos en escabeche, inspirada en un clásico de California Pizza Kitchen.
    • La versión moderna de Alexa Weibel de la ensalada de macarrones, animada con limón y hierbas, combina muy bien con pollo frito al horno.
    • Una cucharada de burrata hace el trabajo pesado en la sencilla receta de Sarah Copeland para espaguetis con aceite de ajo y chile.

    Pero algunos productores sostienen que el uso de garnacha sin mezclar puede privar a Châteauneuf-du-Pape de cierta complejidad y equilibrio. La denominación permite un número inusual de variedades, 13, en sus vinos tintos, y productores como Beaucastel y Domaine du Vieux Télégraphe las utilizan todas. Algunas de las 13 son variedades blancas, una pequeña cantidad de uvas blancas en la mezcla le da a estos tintos madurados al sol un toque de frescura.

    "La mezcla es necesaria para equilibrar los excesos de este clima", dijo Perrin.

    Y luego está el problema del roble. Esto es quizás lo más obvio que separa el tradicional Châteauneuf-du-Pape de la interpretación moderna. El método anticuado requiere que los vinos se añejen en tanques gigantes, a menudo de hormigón, lo que se favorece porque es neutro, todo lo que se prueba en el vino es la fruta y el terruño.

    Los vinos de estilo moderno, incluidos muchos vinos de prestigio, a menudo se envejecen en pequeñas barricas de roble de las preferidas en Burdeos o Borgoña. Especialmente cuando se utilizan barricas nuevas, los vinos adquieren aromas de vainilla (aceptable, quizás, en pequeñas cantidades), café o laca (inaceptable, a mi gusto, en cualquier cantidad).

    Estoy simplificando aquí. No todas las cuvées de prestigio se envejecen en roble, y algunos de los vinos tradicionales sí lo son. Algunos productores usan roble solo para algunas de las variedades de la mezcla, la mayoría de las veces syrah, mientras envejecen su garnacha en tanques grandes. Otros manejan el roble con destreza, agregando un toque de sofisticación sin dominar la fruta.

    Tampoco tengo nada en contra del roble en principio. ¿Qué sería de un Montrachet sin roble? Un simple chardonnay, quizás. Con Châteauneuf-du-Pape, sin embargo, no creo que sea necesariamente necesario, ni siquiera deseable, especialmente en una añada tan pura, tan fina y naturalmente bien dotada como la de 2010.

    No fue una sorpresa para mí que dos de mis favoritos entre los vinos tradicionales que probé, Vieux Donjon y Vieux Télégraphe, vinieran de productores que se han opuesto a la tendencia y han optado por no hacer vinos de prestigio. Vinos como estos se elaboran en un estilo tradicional, con una moderna atención a la calidad. Mientras que otros productores quitan sus mejores uvas para los cuvées especiales, aquí todo entra en el vino “básico”.

    La difusión de cuvées especiales es emblemática del éxito exportador que ha logrado Châteauneuf-du-Pape. Si bien los franceses consideran que Châteauneuf-du-Pape es un vino rústico, si es que lo saben, es apreciado en lugares del norte de Europa, Estados Unidos y otros lugares.

    Alrededor del 70 por ciento de la producción se envía al extranjero, donde los consumidores están dispuestos a pagar más que los franceses, que tienden a considerar algo más de 10 €, o alrededor de 12 dólares, por una botella de vino como extravagante.

    En un día soleado de julio, las calles y cafés de Châteauneuf-du-Pape se llenan de visitantes estadounidenses, británicos y japoneses.

    "Es una denominación que ha sido desempolvada", dijo Dominique Grangeon de Domaine de Cristia.


    Por qué debería probar los vinos biodinámicos

    Los vinos orgánicos, biodinámicos y naturales están recibiendo mucha atención últimamente. Es posible que observe etiquetas & # 8220green & # 8221 en los pasillos de vino, sellos de certificación orgánicos y biodinámicos en etiquetas de vinos, artículos de noticias y sitios web de bodegas que destacan sus iniciativas ambientales verdes en los viñedos y la bodega. ¿Cuál es la diferencia entre todos estos términos y por qué debería probar los vinos biodinámicos?

    Este mes, los winophiles franceses están explorando los vinos biodinámicos franceses. Charlaremos sobre el tema el sábado 19 de enero a las 11:00 am ET y escribiremos sobre ello en nuestros blogs. Una lista de las publicaciones del blog se encuentra al final de esta publicación. Mientras tanto, echa un vistazo a nuestro anfitrión, Gwendolyn Alley & # 8217s, la publicación de vista previa de nuestro tema sobre los vinos biodinámicos franceses aquí.

    ¿Cuál es la diferencia entre vinos orgánicos, biodinámicos y naturales?

    Vino ecológico & # 8211 Básicamente, el vino orgánico se elabora con uvas cultivadas en viñedos que no utilizan productos químicos sintéticos como fertilizantes, herbicidas, fungicidas y pesticidas. El objetivo es crear suelos saludables y un entorno biodiverso. El objetivo final es lograr vides más fuertes, saludables y resistentes a las enfermedades.
    Sin embargo, los vinos estadounidenses y europeos tienen requisitos diferentes en lo que respecta al dióxido de azufre en los vinos orgánicos.
    En los EE.UU. & # 8220 vinos orgánicos & # 8221 (pueden llevar el sello orgánico del USDA) no contienen sulfitos agregados, solo ocurren naturalmente (menos de 10 partes por millón). & # 8220Hecho con uvas orgánicas & # 8221 (no puede llevar el sello orgánico del USDA) está autorizado a agregar dióxido de azufre hasta 100 partes por millón y debe indicarse en la etiqueta. (Los vinos convencionales / no orgánicos pueden tener hasta 350 partes por millón).
    En la unión europea, vinos orgánicos se permiten 100 partes por millón para vinos tintos (150 para vino tinto convencional / no orgánico), 150 partes por millón para vinos blancos y rosados ​​(200 para vinos convencionales / no orgánicos), los vinos dulces tienen permitido 30 partes por millón adicionales.

    Vino biodinámico & # 8211 Los vinos biodinámicos abarcan los criterios de los vinos orgánicos además de algunos o todos los principios compuestos por el filósofo austriaco Rudolf Steiner en 1924. La agricultura biodinámica fomenta la creación de un ecosistema holístico con biodiversidad y autosostenibilidad en lugar de un monocultivo. Además, la siembra, la siembra, la cosecha y la poda están determinadas por los ciclos lunares. El tercer principio y el más controvertido incluye las preparaciones homeopáticas hechas de estiércol de vaca, cuarzo y siete plantas medicinales. Algunas de estas preparaciones se entierran en órganos animales durante el invierno y se desenterran en primavera y se aplican a los viñedos. La certificación se puede obtener de Demeter y Biodyvin cuando se cumplen los criterios.

    Vino natural & # 8211 Los vinos naturales no tienen una clasificación legal o un conjunto de normas para los procedimientos operativos. En general, son vinos elaborados sin aditivos, químicos, poco o nada de sulfitos, sin levadura cultivada y sin filtración. Se sabe que tienen un sabor más funky, más ácido y a levadura, con un aspecto turbio. Tres ejemplos de vinos naturales Orange Wine, Pétillant Naturel (Pet Nat) y Col Fondo Prosecco.

    ¿Por qué debería probar los vinos biodinámicos?

    Impacto medioambiental & # 8211 La agricultura con menos o sin productos químicos sintéticos es más saludable para el suelo, el medio ambiente, las personas y el planeta. Además, el uso de preparaciones en los viñedos y el seguimiento de los ciclos lunares como se describe en los principios de la agricultura biodinámica hace que las plantas sean más fuertes y saludables a largo plazo.

    Salud & # 8211 Los productos químicos pueden afectar negativamente su salud en general, ya sea que se rocíen en los campos, se usen en la bodega o se consuman productos que hayan sido tratados con ellos. Al final del día, cuando consume un producto más natural, ¿cómo se siente? Con el tiempo, ¿cómo está su salud en general?

    Expresión de terruño & # 8211 Que el sabor de un vino exprese la singularidad del lugar donde se cultiva, tener una filosofía orgánica y holística en el manejo del viñedo y una mínima intervención en la bodega, permite que esa expresión del terruño se manifieste más fácilmente.

    Certificación & # 8211 Los vinos biodinámicos tienen un conjunto de estándares y criterios que deben cumplirse para ser certificados.

    Notas de sabor

    2010 Château de Puligny, Monthélie Sous Roches, Borgoña
    13% abv | $ 45.00 Fermentado | 100% Chardonnay

    Château de Puligny tuvo una transición progresiva a la agricultura orgánica y biodinámica. La finca fue comprada por la familia Montille en 2012. En 2002 la finca inició la agricultura ecológica y desde 2005 introdujo la viticultura biodinámica. Domaine Montille, como se indica en su sitio web, considera la biodinámica desde una metodología agrícola aplicada desde un enfoque pragmático: & # 8220 escuchar el suelo y las plantas, promover y fomentar el desarrollo de los viñedos y trabajar en armonía con los ciclos naturales de los planetas y fases de la luna para reforzar los viñedos. & # 8221

    De color dorado intenso. De cuerpo medio y acidez. En nariz aromas tostados, manzana verde y albaricoque. En boca notas frescas, calcáreas, cítricas y de carambola.

    2016 Domaine Zind Humbrecht Gewürztramier, Turckheim, Alsacia
    13,5% abv | $ 29.00 Fermentado | 100% Gewürztraminer

    Domaine Zind Humbrecht es propiedad de Olivier Humbrecht. La finca fue certificada orgánica en 1998 por Ecocert y biodinámica certificada en 2002 por Biodyvin / Ecocert. Domaine Zind Humbrecht cree que la expresión del terruño se refuerza cultivando las vides de forma orgánica y según principios biodinámicos. Lea sobre la perspectiva de Humbrecht & # 8217 sobre la mineralidad en los vinos y la conexión biodinámica aquí.

    De color pajizo profundo. De cuerpo medio y acidez. En nariz, lichi, rosa y especias. En boca se seca con notas especiadas, jengibre y pimienta.

    Maridaje de alimentos

    El Zind Humbrecht Gewürztraminer con sus elementos secos y picantes fue un gran maridaje para la cena en sartén de pollo al curry y coliflor, cebollas rojas encurtidas y cilantro. La exótica mezcla de curry, garam masala, cúrcuma y jengibre fresco se combinó con el componente picante del vino. El asado a alta temperatura del pollo y la coliflor se equilibró con la plenitud y el alto contenido de alcohol en el vino. Las cebollas rojas en escabeche proporcionaron un agradable limpiador del paladar junto con la acidez del vino.


    Mejor tinto: True Myth Cabernet Sauvignon 2018

    Región: California | ABV: 14.2% | Notas de sabor: Mora, Arándano, Cedro, Cola

    Para los principiantes que saben que les encanta un tinto con cuerpo, es imposible equivocarse con el cabernet sauvignon de California. Este embotellado lujoso y rico proviene de la región de Paso Robles de la costa central, conocida por un clima cálido, seco y soleado, ideal para producir vinos maduros y fáciles de usar.

    El True Myth Cabernet Sauvignon es uno de los mejores valores que encontrarás allí, con poderosos sabores de frutas negras de mora, arándano y ciruela acentuados por notas de vainilla, especias, cola y tostadas de roble. Los taninos aquí agregan estructura pero no secan demasiado, y un toque de acidez evita que este gran vino se sienta pesado o abrumador.


    Mejor California: Duckhorn Three Palms Vineyard Merlot 2017

    • Región: Valle de Napa, California
    • ABV: 14.5%
    • Notas de sabor: Vainilla, Roble, Ciruela, Mora

    La etiqueta Duckhorn se jacta de estar entre los primeros productores de merlot de un solo viñedo en California, así como de ser pioneros en convertir el merlot norteamericano en un premio internacional. El secreto está en el terruño de este famoso viñedo de Three Palms, donde la roca volcánica absorbe el calor del día, continúa madurando durante la noche y protege las uvas de las mañanas inusualmente frías donde las heladas pueden amenazar con desquiciarlas.

    La vainilla y el roble salen de la lengua de inmediato, complementados con tonos más profundos de ciruela y mora. Este vino es atrevido y seco con solo un toque de acidez. De textura exquisita, baja con un final elegante.


    Lo mejor con Porterhouse: Prats & amp Symington Chryseia Douro 2016

    Dos filetes en uno es algo emocionante. El porterhouse o el T-bone es una sección transversal de filete de lomo texturizado y veteado y el lomo magro. Obtienes el sabor de la tira y la ternura del lomo. "Si quieres una experiencia verdaderamente terrosa, además de los tintos habituales como los cabernet sauvignons, merlots y syrah del nuevo mundo, los tintos portugueses están en lo más alto de la lista para acompañar bistecs", dice Zachary Marcus Cesare Harris.

    Prats & amp Symington Chryseia es grande, atrevida y viva. Este vino bien estructurado con una acidez deliciosa es rico y especiado. Espere fruta negra robusta, café oscuro, taninos suaves como la seda y un sutil final sabroso. Este vino es un acompañante potente y complejo del bistec Porterhouse.


    Rasteau

    Plantado en laderas predominantemente orientadas al sur, Rasteau se caracteriza por una profunda madurez e intensidad. La garnacha prospera en este terreno árido y bañado por el sol, y una gran proporción de viñedos de 30 a 90 años continúan dando frutos año tras año.

    Considerada durante mucho tiempo como una de las mejores regiones de los pueblos de Côtes du Rhône, la denominación obtuvo el estatus cru en 2010.

    “Rasteau es un vino poderoso”, dice Helen Durand, propietaria de Domaine du Trapadis, una pequeña bodega. “El poder y la frescura no son opuestos aquí. Incluso si la acidez es suave, hay frescura por la mineralidad y la delicadeza, particularmente con la edad ".

    Estilos de vino: Rojo (100% en Rasteau AOC), Vin Doux Naturel (100% en Vin Doux Naturel Rasteau AOC)

    Variedades permitidas: Vino tinto: principalmente garnacha (Noir), complementado con Mourvèdre, las variedades accesorias de Syrah incluyen Bourboulenc, Carignan, Cinsault, Clairette (Blanche y Rose), Counoise, Grenache (Blanc y Gris), Marsanne, Muscardin, Picpoul (Blanc y Noir) , Roussanne, Terret Noir, Ugni Blanc, Vaccarèse, Viognier

    Vin Doux Naturel—Las variedades de accesorios principalmente de garnacha (Blanc, Noir y Gris) incluyen Bourboulenc, Carignan, Clairette (Blanche y Rose), Counoise, Marsanne, Muscardin, Picpoul (Blanc y Noir), Roussanne, Syrah, Terret Noir, Ugni Blanc, Vaccarèse, Viognier

    Productores recomendados: Domaine de Verquière, Domaine du Trapadis, Domaine Fond Croze, Domaine La Soumade

    Los vinos tintos de Rasteau se componen principalmente de garnacha, aunque se complementan con Syrah, Mourvèdre y una serie de otros socios de mezcla menores.

    La denominación también es venerada por su vin doux naturel, que significa vinos naturalmente dulces. Estos expresivos vinos generosos se elaboran a partir de Garnacha Noir, Blanc y Gris. Los más singulares son los frutos secos de la región, deliberadamente oxidantes. estilo rancio, ambré y tuilé vins doux naturel.

    Beaumes de Venise / Foto de Tim Moore / Alamy


    Château de Beaucastel 2007 Rojo (Châteauneuf-du-Pape)

    Ahora tiene acceso GRATUITO a casi 300.000 reseñas de vinos, cervezas y licores. ¡Salud!

    A primera vista, esto no es particularmente impresionante, es un poco herbal y rústico, con un toque de pasas en la fruta. Pero esto realmente mejora con el aire, desarrollándose en el paladar medio y perdiendo las notas de pasas en favor de las notas de ciruela y saladas. Déjelo cuatro o cinco años en el sótano y bébalo durante los próximos 15 más o menos. Joe Czerwinski

    Cómo probamos a ciegas

    Todas las catas informadas en la Guía de compra se realizan a ciegas. Por lo general, los productos se prueban en grupos de pares de entre 5 y 8 muestras. Los revisores pueden conocer información general sobre un vuelo para proporcionar contexto y mdashvintage, variedad o denominación y mdash, pero nunca el precio de productor o minorista de una selección determinada. Cuando es posible, los productos considerados defectuosos o poco habituales se vuelven a probar.

    Las calificaciones reflejan lo que nuestros editores sintieron sobre un producto en particular. Más allá de la calificación, le recomendamos que lea la nota de cata adjunta para conocer las características especiales de un producto.


    Prueba de sabor: Vinos del Château de Beaucastel - Recetas

    Vaudieu es el buque insignia de la familia. Reparte sus 70 ha en los mejores terruños de la denominación, y lo que llama la atención: todo está agrupado en una sola pieza. Su tamaño no tiene parangón, salvo la enorme finura de sus suelos, donde las arenas toman el relevo y proporcionan vinos muy precisos y elegantes. Vaudieu es, desde hace siglos, uno de los patrones de Ch & acircteauneuf du pape. Gracias a la familia Brechet, está a punto de recuperar su antigua gloria.

    El Ch & acircteau Vaudieu, situado en el corazón de la denominación Ch & acircteauneuf du pape, fue construido en 1767 por el almirante G & eacuterin, teniente del almirantazgo de Marsella. Es uno de los tres castillos genuinos del siglo XVIII en Ch & acircteauneuf du pape.

    Desde hace más de 250 años, el & quotVal de Dieu & quot (Valle de Dios), una zona apta para el cultivo de la que vendría el nombre & quotVaudieu & quot, ha cobrado un viñedo dentro de su paisaje de laderas y terrazas que gozan de la mejor exposición posible. A mediados del siglo XIX, justo antes de la crisis de la filoxera, la finca era uno de los cuatro grandes viñedos de Chateauneuf du Pape, capaz de producir más de 200 hl de vino de calidad.

    Fue bajo el liderazgo de Garbriel y Juliette Meffre que los viñedos alcanzaron su tamaño actual de 70 ha en un radio de 450 m de un cedro libanés bicentenario, un invitado especial en el castillo del siglo XVIII.

    Tras la muerte de Gabriel Meffre en 1987, su hija Sylvette Br & eacutechet tomó el destino de esta magnífica propiedad en la mano. En 1990 se le unió su hijo Laurent, y luego Julien en 2006. Con su implicación, la bodega se modernizó con el fin de manejar por separado las uvas de las 32 parcelas de viñedo que fueron re-demarcadas con el fin de lograr el mejor potencial de cada & quotterroir & quot.

    La elegancia de los "Terroirs" de Vaudieu, mejorada y magnificada de esta manera, ha asegurado que la reputación de los vinos de la finca se haya consolidado a lo largo de los años. Laurent Br & eacutechet, apoyado por un equipo totalmente enfocado en la calidad, prosigue este esmerado trabajo respetando el terruño y este entorno tan especial, dando origen a los prestigiosos vinos & quotAmiral G & quot, & quotVal de Dieu & quot y & quotClos du Belv & eacuted & egravere & quot.

    El vasto viñedo se extiende sobre un verdadero mosaico de terruños, con más de 7 componentes geológicos distintos. Aquí, uno al lado del otro, se pueden encontrar, entre otros, terrenos de tipo arenoso, terrazas de grandes cantos rodados, margas, laderas de suelos calcáreos, que se extienden entre los 85 a 125 metros de altitud, cuyas uvas se vinifican y maduran por separado hasta el ensamblaje.

    La estructura de taninos extremadamente fina en los vinos tintos de la finca proviene de la proporción significativa de "terruño" de textura arenosa. En cuanto a los blancos de la finca, es la mineralidad de una piedra caliza con lecho de sílex lo que da forma a los vinos. La acidez es una característica importante de los blancos a medida que envejecen. Esto proviene principalmente de la trama & quotClos du Belv & eacuted & egravere & quot, que da lugar a un vino del mismo nombre.

    Variedades de uva:

    Sol que brilla 2800 horas al año, un viento Mistral que sopla más de 100 días y solo 600 mm de lluvia al año. Las cepas viejas de uva negra crecen en suaves pendientes, con un régimen hídrico adecuado para cepas muy viejas.

    La finca se basa en la denominación de 13 variedades de uva, pero es la Garnacha que domina claramente la mezcla. La variedad realmente saca lo mejor del terruño, consiguiendo cierta sensación de dulzor al alcanzar la madurez. En este terruño en particular, su equilibrio es absolutamente notable.

    Para el vino tinto, otras variedades lo complementarán: Syrah, Cinsault, Counoise, Terret Noir, Vaccar & egravese y Muscardin juegan un papel integral en los vinos de la finca, aportando atractivos reflejos aromáticos.

    Para el vino blanco, la Garnacha se combinará con Roussanne, Clairette, Bourboulenc, Picpoul e incluso el Picardan, una de las denominaciones más antiguas y raras plantadas en Vaudieu.

    Los viñedos poblados de viñas viejas, literalmente, cavan profundamente en el subsuelo, dibujando en toda su complejidad aromática a medida que avanza. Los rendimientos son muy bajos: alrededor de 25 Hl / Ha de media. Solo los mejores racimos de uvas atraviesan las puertas de la bodega.

    Vinificación y maduración:

    En la amplia bodega de vinificación de la finca se pueden vinificar las uvas de cada parcela por separado. Las extracciones son largas y suaves, para obtener texturas de gran finura y nunca a expensas de la concentración.

    Los vinos tintos se crían de 15 a 18 meses, parte en barrica, en una bodega subterránea muy antigua. Algunas variedades de uva vinificadas puras, como la Syrah y la Mourv & egravedre, se adaptan perfectamente a la crianza en madera. En cambio, la pureza de la Garnacha se conserva en grandes cubas.

    Los vinos se embotellan en la finca en una sola operación para ayudar a garantizar la consistencia. La maduración, que a menudo dura varios años, comienza en la bodega de crianza en el corazón de la célebre bodega.

    En cuanto a los blancos, las uvas se recolectan a mano, a primera hora de la mañana, en pequeñas cajas de 15 kg. Prensados ​​directamente, los mostos se seleccionan antes de la fermentación. Los blancos se maduran durante 6 meses, de los cuales una pequeña proporción en barrica.

    Tinto Chateau de Vaudieu - 80% garnacha - 15% Syrah - 15% Mourv & egravedre - Elegancia, suavidad y placer de beber. Ya deliciosamente afrutado, pero mejor entre 5 y 15 años.

    Chateau de Vaudieu tinto - Cuv & eacutee & quotVal de Dieu & quot - 60% garnacha - 25% Syrah - 15% Mourv & egravedre - Un vino filósofo y sin compromisos. Es un vino de gran profundidad, potente, denso y de buena crianza que puede permanecer durante muchos años.

    Chateau de Vaudieu tinto - Cuv & eacutee & quotAmiral G & quot - 100% Garnacha - Este vino es un homenaje al fundador del dominio: & quot l & # 39Amiral G & eacuterin & quot. Un cuv & eacutee impresionante, exhibe el carácter típico de Chateauneuf du Pape con pureza y aplomo brillando.

    Blanco Chateau de Vaudieu - 80% Garnacha blanca - 15% Roussanne - 5% Clairette, Bouboulenc y Picardan - Lleno y graso en su juventud, alcanza su mejor momento después de 5 años y, debido a su acidez, puede envejecer durante más de 10 años.

    Chateau de Vaudiue blanco - Cuv & eacutee & quotClos du Belv & eacuted & egravere & quot - 100% Garnacha blanca - Un vino blanco mineral, bendecido con una acidez notable y equilibrado por una grasa hermosa.


    France & rsquos Most Seductive Wine

    ¿Por qué los coleccionistas están tan locos por France & rsquos, la famosa mezcla roja Ch & acircteauneuf-du-Pape? F & W & rsquos Lettie Teague visita a los productores de las etiquetas más lujuriosas.

    Siempre me han intrigado las pasiones de los demás, sobre todo en lo que respecta al vino. ¿Qué vuelve loco a alguien por el Chardonnay? ¿Premio Borgoña sobre Burdeos? ¿O, como en el caso de mi amigo Park B. Smith, adorar los vinos de Ch & # xE2teauneuf-du-Pape? Park y Ch & # xE2teauneuf son una de las grandes historias de amor del mundo, junto con Shah Jahan y su difunta esposa (él construyó el Taj Mahal durante dos décadas en su memoria). Si bien Park ha hecho su fortuna con los muebles para el hogar, ha centrado su vida en Ch & # xE2teauneuf-du-Pape. Ni siquiera puede decir el nombre sin extraer cada sílaba de la misma forma en que un amante podría nombrar a su amada.

    No importa que Park pueda beber lo que quiera de su estupenda bodega de 80.000 botellas, vinos de todas las regiones importantes del mundo. (Park una vez tuvo más cajas de Ch & # xE2teau Mouton Rothschild de 1982 de las que probablemente tenía la baronesa de Rothschild). Pero la mitad de esa bodega es Ch & # xE2teauneuf-du-Pape, de hecho, es el único vino que he visto Park. bebida.

    Me gusta Ch & # xE2teauneuf-du-Pape, de verdad. Admiro su exuberancia, riqueza y mineralidad terrosa, sus notas aromáticas de especias y moras y su gran acidez, que hace que vaya tan bien con la comida. Y aunque he comprado una buena cantidad a lo largo de los años, incluidas algunas botellas de la propia bodega de Park que se vendieron en una subasta de Sotheby & # x2019s el año pasado, nunca he sentido la pasión que siente Park. ¿Fue mi defecto o el del vino? ¿O fue porque nunca he estado en la región? (Park ha estado en Ch & # xE2teauneuf-du-Pape tantas veces que incluso ha sido nombrado alcalde honorario). Quizás una visita cambiaría mi perspectiva, después de todo, la mejor manera de apreciar un vino es explorar el lugar que está hecho.

    Cuando llamé a Park para contarle mis planes, parecía bastante desconcertado. (La Meca nunca se sorprende por un peregrino, supongo.) Simplemente me pidió que saludara a sus amigos. Park no dio nombres, pero supuse que todos en Ch & # xE2teauneuf-du-Pape eran amigos suyos.

    Ch & # xE2teauneuf-du-Pape (& # x201Cnuevo castillo del Papa & # x201D), en Francia & # x2019s Rh & # xF4ne Valley, recibió su nombre cuando su capital, Aviñón, se convirtió en el nuevo hogar del Papa en el siglo XIV. Durante este tiempo, justo antes del Gran Cisma, siete Papas, todos franceses, eligieron vivir en Francia en lugar de Italia. (El Papa Gregorio XI, aunque francés, decidió regresar a Roma. Tuvo un mal final).

    Ch & # xE2teauneuf-du-Pape es tanto una ciudad como una región vinícola, y si bien la primera es pequeña, la segunda es bastante grande. Ambos se encuentran en el sur del valle Rh & # xF4ne, aunque geográficamente forman parte de la Provenza. En consecuencia, el clima es templado, a diferencia del extremo norte del valle. And unlike the cool northern Rhône, where the Syrah grape is the star, in Châteauneuf-du-Pape, the softer, lusher Grenache is featured, most often as part of a blend. Indeed, Châteauneuf-du-Pape producers can legally blend up to 13 grapes, including Mourvຍre, Syrah, Cinsaut and six white varieties, making it the most-blended great wine in the world. (White Châteauneuf-du-Pape can be very good and occasionally great, but like Park, I was primarily interested in the red.)

    The one thing that the north and south ends of the Rhône do share is le mistral, the legendary wind that blows in the summer and winter. It can blow quite hard and last as long as a week in fact, its relentlessness has been said to cause a few residents to lose their minds. Le mistral was blowing hard the day I arrived with Scott Manlin, my wine-collector friend from Chicago, who also aspired to a Park-like love of Châteauneuf. 𠇍o you think the mistral affects visitors the way it does residents?” I asked Scott as we left the Avignon train station in a rental car. 𠇊re you trying to tell me something?” he replied.

    In fact, while the mistral may challenge the mental stability of the region’s winemakers, it’s been a boon to them as well it brings (mostly) sunshine and helps keep the vines free of disease. It’s one of the keys to the creation of great Châteauneuf-du-Pape, along with the huge stones called galets that help the vineyard soil retain heat during the day, later released at night, thereby helping to ripen the grapes. And yet, until the past 20 years or so, there weren’t many great Châteauneuf-du-Papes, since most of the wines were sold in bulk through cooperatives. But a new generation of producers has revived the old estates and begun turning out more modern wines, transforming the region into one of the most progressive in France.

    My friend Robert Parker, the wine critic, was the first to recognize and champion these changes in fact, if there’s anyone who loves Châteauneuf-du-Pape as much as Park, it would be Bob, who has repeatedly extolled the wine’s generosity of flavors. Indeed, when I asked Bob for the names of his favorite producers, he gave me such a long list, I knew I𠆝 never be able to see them all.

    At the top of Bob’s list (and mine) were Sophie Estevenin and Catherine Armenier of Domaine de Marcoux, my first destination. “You’ll like the Armenier sisters,” Bob predicted�urately, as it turned out. Sophie and Catherine were friendly and unpretentious in both outlook and dress—strictly jeans and sensible shoes. In fact, every producer I met, save one (more on that later), was just as easygoing and nice.

    Like most Châteauneuf-du-Pape producers, the Armenier family has been making wine for hundreds of years—practically since the time of the Avignon popes𠅊nd yet there was little in the way of ornamentation at their winery: Our tasting took place in a sparsely furnished room where a bare bulb on the wall gave off a burning smell. 𠇍oes that bother you?” Catherine inquired anxiously. It did—though not nearly as much as the wind, which had begun to howl.

    We talked about the most recent vintages, all of which were quite good to varying degrees. The wines of 2003, the year of the great heat wave, were inconsistent: Some were very good, while others were alcoholic and overripe. The 2004 wines were more balanced, structured and restrained the 2005s were exuberant, showy and easy to love. The full power of 2006 was not yet known at the time of my visit, as most of the reds were still in barrel. While many producers have said 2004 was their favorite vintage, “we prefer 2003 wines because the year was difficult,” said Sophie. In fact, their 2003 Vieilles Vignes (“old vines”) bottling was drinking beautifully, though the 2004 was the more elegant wine. The 2005 was opulent, ripe and high in alcohol. los vieilles vignes wines are some of the most sought-after in Châteauneuf𠅎ven though, at $250 a bottle, they’re hardly cheap. (Domaine de Marcoux’s standard Châteauneuf-du-Pape bottling is a lot more affordable at around $50.)

    The next day, at Sophie’s suggestion, Scott and I drove to the actual castle of Châteauneuf-du-Pape, now mostly ruins, high on a hill overlooking the town. But ours wasn’t a historical tour: We were looking for lunch. Sophie’s husband, Jean Pierre Estevenin, is the chef and owner of Le Verger des Papes, located just below the castle ruins. Alas, it was closed. Scott looked unhappy. Fortunately, the wine shop next door, Cave du Verger des Papes, also owned by Estevenin, was open. Scott looked more cheerful when we went inside. “They have everything,” he said, scanning the bottles on display. A young saleswoman approached us: “Your face is familiar,” she said to Scott. “Is that a good thing or a bad thing?” he replied. The woman smiled, “We have no bad clients.” In fact, most clients, she said, were American—nearly 90 percent. �ore I worked here, I didn’t know that Châteauneuf-du-Pape was so popular with Americans,” she added.

    That of course is largely thanks to Bob, whose fulsome praise of Châteauneuf-du-Pape has helped raise recognition of the region and, some have said, increase the prices of the wines. And yet Châteauneuf-du-Pape is still nowhere near as expensive as Burgundy or Bordeaux. In fact, according to Dan Posner of Grapes the Wine Company in Rye, New York (where I buy my Châteauneuf-du-Pape), there are still lots of values in the $40 to $50 range, like the wines of Les Cailloux and Domaine de la Janasse. “It’s the luxury cuvພs that have become so expensive,” he added.

    Their prices didn’t seem to matter to Scott, who promptly spent over 2,000 euros on luxury cuvພs. “They’re cheaper here than in the States,” he explained. Among the wines he purchased was the 2003 Deus Ex Machina from Clos Saint Jean—one of Parker’s �thbed wines.” “It’s the Domaine de la Romanພ-Conti of the Rhône,” said Estevenin, who had joined us. “You can’t find it,” he added. I thought he meant the wine, but he was referring to the domaine. “I’ll drive you you’ll never find it yourselves.”

    Four men, one quite large, emerged from a tiny white truck as we drove through the (unmarked) gates of Clos Saint Jean. Inside, the large man brushed past us as we walked into the winery office. The large man sat down at a computer. I looked at the screen: He was checking Clos Saint Jean’s Parker scores. “That’s Philippe Cambie,” Vincent Maurel, the proprietor of Clos Saint Jean, said to me. Cambie was the consultant whom Parker dubbed “the Michel Rolland of the Rhône,” after the famous Bordeaux enologist. Cambie has been credited with modernizing Clos Saint Jean and dozens of other Châteauneuf-du-Pape estates by focusing on making wines with riper fruit and using small barrels for aging instead of the traditional large foudres or tanks.

    The Grenache-dominant wines of Clos Saint Jean are all made from very old vines. They’re opulent, with notes of dark berries and spices. They’re also immensely concentrated wines with rich fruit, the prototype for modern Châteauneuf-du-Pape𠅎specially the 2005 Deus Ex Machina and the 2005 La Combe des Fous. I found it hard to believe they could age for years they were so delicious in their youth. But according to Cambie, that is the beauty of Châteauneuf-du-Pape: “You can drink it now and in 20 years. You can drink it old and young.”

    Our tasting concluded, Cambie folded himself into his tiny white truck again with surprising ease. “I will lead you to Rayas,” he said. (I wondered if Michel Rolland ever helped a journalist find a neighboring Bordeaux château.) The route to Château Rayas was longer and more complicated than the one to Clos Saint Jean and, as it turned out, the journey took three times as long as our tasting there.

    Under winemaker Jacques Reynaud, Rayas had been one of Châteauneuf’s great producers. My first taste of Rayas (with Park, of course) had been Reynaud’s famous 1995 bottling, which Park had declared “the finest young wine” he𠆝 ever tasted. Since Reynaud’s nephew Emmanuel took over about a decade ago, the wines had been inconsistent. But I still wanted to see the estate.

    The winery was in disrepair—the building needed a fresh coat of paint𠅊nd Emmanuel seemed to be in a bad mood. He gave Scott and me exactly five minutes to taste samples of three of his lesser wines, then showed us the door. “That was unique,” Scott commented. “Somehow I don’t think he’s one of Park’s friends,” I replied.

    Our next visit was with one of Park’s favorite producers, Laurence Feraud at Domaine du Pegau. The Domaine du Pegau Cuvພ da Capo was the first modern prestige cuvພ made in Châteauneuf-du-Pape, starting in 1998. Nuanced, elegant, and deeply flavorful, it’s almost like an everyday wine for Park, he loves it so much—never mind that it’s about $600 a bottle.

    Feraud, a punkish-looking woman with a spiky hairstyle and tight, boot-cut jeans, was getting ready to bottle her wines, including Capo, when we arrived. In creating Capo, Feraud said she was inspired by the big flavors of California wines. Her fellow Châteauneuf producers seemed to be inspired by her prices. “Now everyone has to make a prestige cuvພ,” she complained. 𠇋ut it’s also important to make a good regular Châteauneuf-du-Pape.”

    Certainly being able to price a special cuvພ at 10 times the regular bottling had to be a temptation. And other modern producers, like Domaine de la Mordorພ, whom Scott and I saw next, seemed to have no trouble selling their cuvພs at Capo-level prices. Domaine de la Mordorພ’s young proprietor, Christophe Delorme, who runs the estate along with his brother, has created some of the biggest, richest special cuvພs in the appellation: La Plume du Peintre and La Reine des Bois. “We have the most concentrated wines in Châteauneuf-du-Pape,” Delorme asserted. And some of the highest alcohol levels, too: The 2005 La Plume was well over 16 percent. But this wasn’t at the expense of finesse. No wonder Parker had said the wine could age for 40 or 50 years.

    For the next several days, Scott and I visited as many producers as possible, including Henri Bonneau. Bonneau’s house may be one of the hardest places to find in all of Châteauneuf-du-Pape, marked only by a scrap of paper by the door that read �ve Fermພ,” or �llar closed.”

    Bonneau, who works out of a cobweb-strung cellar that Parker has described as a �t cave,” is more of a medievalist than a traditionalist indeed, unlike the modern producers who leave their wines in barrel for a fairly short time, he often leaves his to age for many years—or until he “needs the money.” Bonneau was obviously doing well some of the wines in barrel were seven years old.

    It was Thierry Usseglio of Domaine Pierre Usseglio & Fils who had led Scott and me to Bonneau’s door. “Otherwise you won’t find it,” he had said, a now-familiar phrase. His own domaine was quite easy to find, just below the ruins of the castle and marked with an enormous sign. The Usseglio wines were likewise easy to appreciate. Their regular bottling is an always-reliable, traditionally made wine, while their special cuvພ, Mon A໾ul, is a more modern-style wine, enormously concentrated and rich.

    Our last visit was to Château de Beaucastel, the crown jewel of Châteauneuf-du-Pape, off the national road. Beaucastel is an enormous winery by Châteauneuf standards, turning out a wide range of wines, from basic Côtes-du-Rhône ($25) to small, special cuvພs like Hommage à Jacques Perrin (a mostly-Mourvຍre wine, about $450). The winery also makes use of all 13 grapes in fact, its sommelier, Fabrice Langlois, had composed an imaginary orchestra that included each one. “Grenache is the violin,” Fabrice said. “Mourvຍre is the viola and Syrah, the piano.”

    I returned to New York impressed and enlightened, yet not really sure that I fully comprehended the source of Park’s passion. Then, several months later, Scott came to town. A friend held a dinner party in his honor, to which I contributed a bottle of 2000 Domaine du Pegau Cuvພ da Capo. As everyone tasted it, there was a collective gasp. “This is a truly flawless wine,” one friend finally said. And so it was: intense and hedonistic, but totally balanced. But most importantly, I realized, looking around, the wine had made everyone incredibly happy. So that was the secret of Park’s Châteauneuf love: It wasn’t just the wines themselves, but what he felt when he shared them with friends.


    Ver el vídeo: Chateau Beaucastel 2017 Chateauneuf du Pape Trophy Wine Review Wine Standards Series (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Beaton

    artículo informativo

  2. Knox

    ¡Aaaaaaa! ¡Darse prisa! no puedo esperar

  3. Zack

    Trabaja inteligentemente, no hasta la noche

  4. Elvyn

    Ciertamente. Entonces sucede.

  5. Adelhard

    Qué frase necesaria ... idea súper, magnífica



Escribe un mensaje