Nuevas recetas

9 de cada 10 médicos están preocupados por el uso de antibióticos en granjas

9 de cada 10 médicos están preocupados por el uso de antibióticos en granjas


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El 93 por ciento de los médicos estadounidenses encuestados dijeron que estaban preocupados por el nivel actual de uso de antibióticos en los animales de granja.

El 93 por ciento de los médicos expresaron su preocupación por las consecuencias del uso excesivo de antibióticos en el ganado.

La FDA admitió no hace mucho que el uso de antibióticos en el ganado estaba en su punto más alto, y ahora una nueva encuesta de la Asociación Nacional de Investigación de Consumer Reports ha confirmado que una gran mayoría de médicos estadounidenses están preocupados por las crecientes consecuencias.

El estudio, publicado en un informe llamado Prescription for Change, encontró que, en una encuesta de 500 médicos de medicina familiar y medicina interna, el 93 por ciento de los médicos informaron que estaban preocupados por “el uso de antibióticos en las instalaciones de producción ganadera con el propósito de promover el crecimiento y prevenir enfermedades en animales que no están enfermos ”; el 47 por ciento de los encuestados informó estar“ extremadamente preocupado ”.

El estudio, cuyos participantes incluyen la Alianza Nacional de Médicos, el Grupo de Investigación de Interés Público de EE. UU., El Consejo de Defensa de los Recursos Naturales y muchos otros grupos, brindó un conjunto de recomendaciones de políticas en un esfuerzo por combatir los efectos adversos del abuso de antibióticos, que incluyen: adopción de una política para que las grandes instituciones vendan solo carne producida en granjas que restringen el uso de antibióticos; Restricción de antibióticos impuesta por la FDA para su uso solo cuando así lo soliciten los profesionales veterinarios; y el “seguimiento sólido” de la venta, el uso y los impactos del uso de antibióticos en la producción ganadera.

Para obtener las últimas actualizaciones de alimentos y bebidas, visite nuestro Noticias de alimentos página.

Karen Lo es editora asociada de The Daily Meal. Síguela en twitter @applexy.


Antibióticos en los alimentos: ¿nos enfrentamos a una crisis?

Pollos en una granja. Muchos animales en el Reino Unido reciben antibióticos en su alimento o agua para protegerse de enfermedades Crédito: Bloomberg

Sigue al autor de este artículo

Siga los temas de este artículo.

Algunos de los grupos de restaurantes, pubs y comida rápida más importantes del mundo están bajo presión para dejar de servir carne y aves de animales a los que se les administran antibióticos de forma rutinaria.

Un grupo de poderosos inversores de la ciudad está instando a empresas como McDonald's, Domino's Pizza, Burger King, JD Wetherspoon y la empresa detrás de las cadenas Harvester, All Bar One y Toby Carvery a reducir el uso de antibióticos en sus cadenas de suministro. Los expertos creen que el uso excesivo de estos medicamentos en las granjas está impulsando la propagación de infecciones resistentes a los medicamentos en humanos con resultados potencialmente desastrosos.

¿Por qué están tan preocupados los grandes inversores?

Un número creciente de consumidores está preocupado por los vínculos entre los antibióticos en la cadena alimentaria y la resistencia a los antibióticos en los seres humanos. Cincuenta y cuatro importantes compañías de inversión que tienen grandes compañías de alimentos en sus carteras de ahorros y pensiones están preocupadas por el daño potencial que este problema causará a su reputación y sus resultados financieros.

¿Tienen motivos para estar preocupados?

Muchos expertos creen que el uso excesivo de antibióticos en la producción ganadera está alimentando el problema de la resistencia a los antibióticos - donde los fármacos pierden su capacidad para controlar eficazmente el crecimiento microbiano. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha descrito el problema como que se acerca a un "punto de crisis" y dice que el mundo se está moviendo hacia una situación en la que muchas infecciones pronto podrían ser intratables. La UE estima que al menos 25.000 personas mueren en Europa cada año a causa de una infección resistente a los antibióticos.

¿Qué tan extendido está el uso de antibióticos en los animales de granja?

A pesar de que a principios de la década de 1970 se prohibió a los agricultores del Reino Unido el uso de antibióticos como promotores del crecimiento, los medicamentos se administran habitualmente a los animales criados intensivamente en su alimento y agua para evitar enfermedades que de otro modo serían inevitables en condiciones de hacinamiento y hacinamiento. Cada vez más, los agricultores utilizan los mismos antibióticos que se utilizan en la medicina humana, medicamentos clasificados por la OMS como “de importancia crítica para la salud humana”. Según un informe de la Alianza para Salvar Nuestros Antibióticos del Reino Unido, el 45 por ciento de todos los antibióticos utilizados en el Reino Unido y el 80 por ciento en los EE. UU. Se administran ahora a animales.

¿Existe un vínculo comprobado entre el uso de antibióticos en las granjas y la resistencia a los medicamentos en los seres humanos?

Según la OMS, la evidencia científica es clara de que el uso excesivo de antibióticos en la producción ganadera es la fuente más importante de cepas resistentes de las bacterias salmonella y campylobacter y, en menor medida, de E. coli y MRSA. Estos insectos resistentes pueden pasar de los animales a los humanos de varias formas, principalmente a través de los alimentos. Por ejemplo, las personas que comen pollo contaminado pueden correr el riesgo de contraer una salmonela que puede ser resistente a los antibióticos. El año pasado, Se descubrió que la carne de cerdo vendida por varios de los principales supermercados británicos estaba contaminada con una cepa de la superbacteria MRSA..

Las bacterias resistentes también se pueden transferir de animales a humanos a través del contacto directo y en el medio ambiente. A veces, estas bacterias resistentes pueden colonizar el intestino humano sin causar una enfermedad inmediata y luego multiplicarse. Las mascotas también pueden transmitir bacterias resistentes a los antibióticos, aunque no se cree que esto sea un factor significativo.

¿Qué dicen los veterinarios?

La Asociación Británica de Veterinarios (BVA) dice que la principal causa de la resistencia a los antibióticos es el uso excesivo en la medicina humana, no en la agricultura, donde los veterinarios están sujetos a una legislación y controles "estrictos". "Los veterinarios tienen un compromiso de todo el sector con el uso responsable de antibióticos - de hecho, forma parte del código de conducta profesional de la profesión veterinaria - respaldado por una guía clara de BVA y otras asociaciones profesionales", dice John Blackwell, vicepresidente senior de la BVA.

¿Cual es la solución?

Algunos activistas han pedido una regulación más estricta de los antibióticos en las granjas, la eliminación gradual de su uso preventivo de rutina y el etiquetado de los alimentos "sin antibióticos" para ayudar a resolver el problema de la resistencia. Sin embargo, Emma Rose, de Alliance to Save our Antibiotics, pide una solución de mayor alcance.

"La única forma en que podemos detener el uso excesivo de antibióticos de importancia crítica en las granjas y frenar la resistencia humana en constante aumento a estos antibióticos es moviéndonos hacia mejores sistemas agrícolas que sean más amables con los animales y no dependan de la medicación masiva". de los animales para prevenir enfermedades ”, dice. "Se necesita un cambio urgente en el status quo si queremos evitar un futuro aterrador en el que podríamos volver a ser incapaces de tratar enfermedades mortales con antibióticos".


Antibióticos en los alimentos: ¿nos enfrentamos a una crisis?

Pollos en una granja. Muchos animales en el Reino Unido reciben antibióticos en su alimento o agua para protegerse de enfermedades Crédito: Bloomberg

Sigue al autor de este artículo

Siga los temas de este artículo.

Algunos de los grupos de restaurantes, pubs y comida rápida más importantes del mundo están bajo presión para dejar de servir carne y aves de animales a los que se les administran antibióticos de forma rutinaria.

Un grupo de poderosos inversores de la ciudad está instando a McDonald's, Domino's Pizza, Burger King, JD Wetherspoon y la empresa detrás de las cadenas Harvester, All Bar One y Toby Carvery a reducir el uso de antibióticos en sus cadenas de suministro. Los expertos creen que el uso excesivo de estos medicamentos en las granjas está impulsando la propagación de infecciones resistentes a los medicamentos en humanos con resultados potencialmente desastrosos.

¿Por qué están tan preocupados los grandes inversores?

Un número creciente de consumidores está preocupado por los vínculos entre los antibióticos en la cadena alimentaria y la resistencia a los antibióticos en los seres humanos. Cincuenta y cuatro importantes compañías de inversión que tienen grandes compañías de alimentos en sus carteras de ahorros y pensiones están preocupadas por el daño potencial que este problema causará a su reputación y sus resultados financieros.

¿Tienen motivos para estar preocupados?

Muchos expertos creen que el uso excesivo de antibióticos en la producción ganadera está alimentando el problema de la resistencia a los antibióticos - donde los fármacos pierden su capacidad para controlar eficazmente el crecimiento microbiano. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha descrito el problema como que se acerca a un "punto de crisis" y dice que el mundo se está moviendo hacia una situación en la que muchas infecciones pronto podrían ser intratables. La UE estima que al menos 25.000 personas mueren en Europa cada año a causa de una infección resistente a los antibióticos.

¿Qué tan extendido está el uso de antibióticos en los animales de granja?

A pesar de que a principios de la década de 1970 se prohibió a los agricultores del Reino Unido el uso de antibióticos como promotores del crecimiento, los medicamentos se administran habitualmente a los animales criados intensivamente en su alimento y agua para evitar enfermedades que de otro modo serían inevitables en condiciones de hacinamiento y hacinamiento. Cada vez más, los agricultores utilizan los mismos antibióticos que se utilizan en la medicina humana, medicamentos clasificados por la OMS como "de importancia crítica para la salud humana". Según un informe de la Alianza para Salvar Nuestros Antibióticos del Reino Unido, el 45 por ciento de todos los antibióticos utilizados en el Reino Unido y el 80 por ciento en los EE. UU. Se administran ahora a animales.

¿Existe un vínculo comprobado entre el uso de antibióticos en las granjas y la resistencia a los medicamentos en los seres humanos?

Según la OMS, la evidencia científica es clara de que el uso excesivo de antibióticos en la producción ganadera es la fuente más importante de cepas resistentes de las bacterias salmonella y campylobacter y, en menor medida, de E. coli y MRSA. Estos insectos resistentes pueden pasar de los animales a los humanos de varias formas, principalmente a través de los alimentos. Por ejemplo, las personas que comen pollo contaminado pueden correr el riesgo de contraer una salmonela que puede ser resistente a los antibióticos. El año pasado, Se descubrió que la carne de cerdo vendida por varios de los principales supermercados británicos estaba contaminada con una cepa de la superbacteria MRSA..

Las bacterias resistentes también se pueden transferir de animales a humanos a través del contacto directo y en el medio ambiente. A veces, estas bacterias resistentes pueden colonizar el intestino humano sin causar una enfermedad inmediata y luego multiplicarse. Las mascotas también pueden transmitir bacterias resistentes a los antibióticos, aunque no se cree que esto sea un factor significativo.

¿Qué dicen los veterinarios?

La Asociación Británica de Veterinarios (BVA) dice que la principal causa de la resistencia a los antibióticos es el uso excesivo en la medicina humana, no en la agricultura, donde los veterinarios están sujetos a una legislación y controles "estrictos". "Los veterinarios tienen un compromiso de todo el sector con el uso responsable de antibióticos - de hecho, forma parte del código de conducta profesional de la profesión veterinaria - respaldado por una guía clara de BVA y otras asociaciones profesionales", dice John Blackwell, vicepresidente senior de la BVA.

¿Cual es la solución?

Algunos activistas han pedido una regulación más estricta de los antibióticos en las granjas, la eliminación gradual de su uso preventivo de rutina y el etiquetado de los alimentos "sin antibióticos" para ayudar a resolver el problema de la resistencia. Sin embargo, Emma Rose, de Alliance to Save our Antibiotics, pide una solución de mayor alcance.

"La única forma en que podemos detener el uso excesivo de antibióticos de importancia crítica en las granjas y frenar la resistencia humana en constante aumento a estos antibióticos es moviéndonos hacia mejores sistemas agrícolas que sean más amables con los animales y no dependan de la medicación masiva". de los animales para prevenir enfermedades ”, dice. "Se necesita un cambio urgente en el status quo si queremos evitar un futuro aterrador en el que podríamos volver a ser incapaces de tratar enfermedades mortales con antibióticos".


Antibióticos en los alimentos: ¿nos enfrentamos a una crisis?

Pollos en una granja. Muchos animales en el Reino Unido reciben antibióticos en su alimento o agua para protegerse de enfermedades Crédito: Bloomberg

Sigue al autor de este artículo

Siga los temas de este artículo.

Algunos de los grupos de restaurantes, pubs y comida rápida más importantes del mundo están bajo presión para dejar de servir carne y aves de animales a los que se les administran antibióticos de forma rutinaria.

Un grupo de poderosos inversores de la ciudad está instando a McDonald's, Domino's Pizza, Burger King, JD Wetherspoon y la empresa detrás de las cadenas Harvester, All Bar One y Toby Carvery a reducir el uso de antibióticos en sus cadenas de suministro. Los expertos creen que el uso excesivo de estos medicamentos en las granjas está impulsando la propagación de infecciones resistentes a los medicamentos en humanos con resultados potencialmente desastrosos.

¿Por qué están tan preocupados los grandes inversores?

Un número creciente de consumidores está preocupado por los vínculos entre los antibióticos en la cadena alimentaria y la resistencia a los antibióticos en los seres humanos. Cincuenta y cuatro importantes compañías de inversión que tienen grandes compañías de alimentos en sus carteras de ahorros y pensiones están preocupadas por el daño potencial que este problema causará a su reputación y sus resultados financieros.

¿Tienen motivos para estar preocupados?

Muchos expertos creen que el uso excesivo de antibióticos en la producción ganadera está alimentando el problema de la resistencia a los antibióticos - donde los fármacos pierden su capacidad para controlar eficazmente el crecimiento microbiano. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha descrito el problema como que se acerca a un "punto de crisis" y dice que el mundo se está moviendo hacia una situación en la que muchas infecciones pronto podrían ser intratables. La UE estima que al menos 25.000 personas mueren en Europa cada año a causa de una infección resistente a los antibióticos.

¿Qué tan extendido está el uso de antibióticos en los animales de granja?

A pesar de que a principios de la década de 1970 se prohibió a los agricultores del Reino Unido el uso de antibióticos como promotores del crecimiento, los medicamentos se administran habitualmente a los animales criados intensivamente en su alimento y agua para evitar enfermedades que de otro modo serían inevitables en condiciones de hacinamiento y hacinamiento. Cada vez más, los agricultores utilizan los mismos antibióticos que se utilizan en la medicina humana, medicamentos clasificados por la OMS como “de importancia crítica para la salud humana”. Según un informe de la Alianza para Salvar Nuestros Antibióticos del Reino Unido, el 45 por ciento de todos los antibióticos utilizados en el Reino Unido y el 80 por ciento en los EE. UU. Se administran ahora a animales.

¿Existe un vínculo comprobado entre el uso de antibióticos en las granjas y la resistencia a los medicamentos en los seres humanos?

Según la OMS, la evidencia científica es clara de que el uso excesivo de antibióticos en la producción ganadera es la fuente más importante de cepas resistentes de las bacterias salmonella y campylobacter y, en menor medida, de E. coli y MRSA. Estos insectos resistentes pueden pasar de los animales a los humanos de varias formas, principalmente a través de los alimentos. Por ejemplo, las personas que comen pollo contaminado pueden correr el riesgo de contraer una salmonela que puede ser resistente a los antibióticos. El año pasado, Se descubrió que la carne de cerdo vendida por varios de los principales supermercados británicos estaba contaminada con una cepa de la superbacteria MRSA..

Las bacterias resistentes también se pueden transferir de animales a humanos a través del contacto directo y en el medio ambiente. A veces, estas bacterias resistentes pueden colonizar el intestino humano sin causar una enfermedad inmediata y luego multiplicarse. Las mascotas también pueden transmitir bacterias resistentes a los antibióticos, aunque no se cree que esto sea un factor significativo.

¿Qué dicen los veterinarios?

La Asociación Británica de Veterinarios (BVA) dice que la principal causa de la resistencia a los antibióticos es el uso excesivo en la medicina humana, no en la agricultura, donde los veterinarios están sujetos a una legislación y controles "estrictos". "Los veterinarios tienen un compromiso de todo el sector con el uso responsable de antibióticos - de hecho, forma parte del código de conducta profesional de la profesión veterinaria - respaldado por una guía clara de BVA y otras asociaciones profesionales", dice John Blackwell, vicepresidente senior de la BVA.

¿Cual es la solución?

Algunos activistas han pedido una regulación más estricta de los antibióticos en las granjas, la eliminación gradual de su uso preventivo de rutina y el etiquetado de los alimentos "sin antibióticos" para ayudar a resolver el problema de la resistencia. Sin embargo, Emma Rose, de Alliance to Save our Antibiotics, pide una solución de mayor alcance.

"La única forma en que podemos detener el uso excesivo de antibióticos de importancia crítica en las granjas y frenar la resistencia humana en constante aumento a estos antibióticos es moviéndonos hacia mejores sistemas agrícolas que sean más amables con los animales y no dependan de la medicación masiva". de los animales para prevenir enfermedades ”, dice. "Se necesita un cambio urgente en el status quo si queremos evitar un futuro aterrador en el que podríamos volver a ser incapaces de tratar enfermedades mortales con antibióticos".


Antibióticos en los alimentos: ¿nos enfrentamos a una crisis?

Pollos en una granja. Muchos animales en el Reino Unido reciben antibióticos en su alimento o agua para protegerse de enfermedades Crédito: Bloomberg

Sigue al autor de este artículo

Siga los temas de este artículo.

Algunos de los grupos de restaurantes, pubs y comida rápida más importantes del mundo están bajo presión para dejar de servir carne y aves de animales a los que se les administran antibióticos de forma rutinaria.

Un grupo de poderosos inversores de la ciudad está instando a McDonald's, Domino's Pizza, Burger King, JD Wetherspoon y la empresa detrás de las cadenas Harvester, All Bar One y Toby Carvery a reducir el uso de antibióticos en sus cadenas de suministro. Los expertos creen que el uso excesivo de estos medicamentos en las granjas está impulsando la propagación de infecciones resistentes a los medicamentos en humanos con resultados potencialmente desastrosos.

¿Por qué están tan preocupados los grandes inversores?

Un número creciente de consumidores está preocupado por los vínculos entre los antibióticos en la cadena alimentaria y la resistencia a los antibióticos en los seres humanos. Cincuenta y cuatro importantes compañías de inversión que tienen grandes compañías de alimentos en sus carteras de ahorros y pensiones están preocupadas por el daño potencial que este problema causará a su reputación y sus resultados financieros.

¿Tienen motivos para estar preocupados?

Muchos expertos creen que el uso excesivo de antibióticos en la producción ganadera está alimentando el problema de la resistencia a los antibióticos - donde los fármacos pierden su capacidad para controlar eficazmente el crecimiento microbiano. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha descrito el problema como que se acerca a un "punto de crisis" y dice que el mundo se está moviendo hacia una situación en la que muchas infecciones pronto podrían ser intratables. La UE estima que al menos 25.000 personas mueren en Europa cada año a causa de una infección resistente a los antibióticos.

¿Qué tan extendido está el uso de antibióticos en los animales de granja?

Si bien a principios de la década de 1970 se prohibió a los agricultores del Reino Unido el uso de antibióticos como promotores del crecimiento, los medicamentos se administran habitualmente a los animales criados intensivamente en su alimento y agua para evitar enfermedades que de otro modo serían inevitables en condiciones de hacinamiento y hacinamiento. Cada vez más, los agricultores utilizan los mismos antibióticos que se utilizan en la medicina humana, medicamentos clasificados por la OMS como "de importancia crítica para la salud humana". Según un informe de la Alianza para Salvar Nuestros Antibióticos del Reino Unido, el 45 por ciento de todos los antibióticos utilizados en el Reino Unido y el 80 por ciento en los EE. UU. Se administran ahora a animales.

¿Existe un vínculo comprobado entre el uso de antibióticos en las granjas y la resistencia a los medicamentos en los seres humanos?

Según la OMS, la evidencia científica es clara de que el uso excesivo de antibióticos en la producción ganadera es la fuente más importante de cepas resistentes de las bacterias salmonella y campylobacter y, en menor medida, de E. coli y MRSA. Estos insectos resistentes pueden pasar de los animales a los humanos de varias formas, principalmente a través de los alimentos. Por ejemplo, las personas que comen pollo contaminado pueden correr el riesgo de contraer una salmonela que puede ser resistente a los antibióticos. El año pasado, Se descubrió que la carne de cerdo vendida por varios de los principales supermercados británicos estaba contaminada con una cepa de la superbacteria MRSA..

Las bacterias resistentes también se pueden transferir de animales a humanos a través del contacto directo y en el medio ambiente. A veces, estas bacterias resistentes pueden colonizar el intestino humano sin causar una enfermedad inmediata y luego multiplicarse. Las mascotas también pueden transmitir bacterias resistentes a los antibióticos, aunque no se cree que esto sea un factor significativo.

¿Qué dicen los veterinarios?

La Asociación Británica de Veterinarios (BVA) dice que la principal causa de la resistencia a los antibióticos es el uso excesivo en la medicina humana, no en la agricultura, donde los veterinarios están sujetos a una legislación y controles "estrictos". "Los veterinarios tienen un compromiso de todo el sector con el uso responsable de antibióticos - de hecho, forma parte del código de conducta profesional de la profesión veterinaria - respaldado por una guía clara de BVA y otras asociaciones profesionales", dice John Blackwell, vicepresidente senior de la BVA.

¿Cual es la solución?

Algunos activistas han pedido una regulación más estricta de los antibióticos en las granjas, la eliminación gradual de su uso preventivo de rutina y el etiquetado de los alimentos "sin antibióticos" para ayudar a resolver el problema de la resistencia. Sin embargo, Emma Rose, de Alliance to Save our Antibiotics, pide una solución de mayor alcance.

"La única forma en que podemos detener el uso excesivo de antibióticos de importancia crítica en las granjas y frenar la resistencia humana en constante aumento a estos antibióticos es moviéndonos hacia mejores sistemas agrícolas que sean más amables con los animales y no dependan de la medicación masiva". de los animales para prevenir enfermedades ”, dice. "Se necesita un cambio urgente en el status quo si queremos evitar un futuro aterrador en el que podríamos volver a ser incapaces de tratar enfermedades mortales con antibióticos".


Antibióticos en los alimentos: ¿nos enfrentamos a una crisis?

Pollos en una granja. Muchos animales en el Reino Unido reciben antibióticos en su alimento o agua para protegerse de enfermedades Crédito: Bloomberg

Sigue al autor de este artículo

Siga los temas de este artículo.

Algunos de los grupos de restaurantes, pubs y comida rápida más importantes del mundo están bajo presión para dejar de servir carne y aves de animales a los que se les administran antibióticos de forma rutinaria.

Un grupo de poderosos inversores de la ciudad está instando a McDonald's, Domino's Pizza, Burger King, JD Wetherspoon y la empresa detrás de las cadenas Harvester, All Bar One y Toby Carvery a reducir el uso de antibióticos en sus cadenas de suministro. Los expertos creen que el uso excesivo de estos medicamentos en las granjas está impulsando la propagación de infecciones resistentes a los medicamentos en humanos con resultados potencialmente desastrosos.

¿Por qué están tan preocupados los grandes inversores?

Un número creciente de consumidores está preocupado por los vínculos entre los antibióticos en la cadena alimentaria y la resistencia a los antibióticos en los seres humanos. Cincuenta y cuatro importantes compañías de inversión que tienen grandes compañías de alimentos en sus carteras de ahorros y pensiones están preocupadas por el daño potencial que este problema causará a su reputación y sus resultados financieros.

¿Tienen motivos para estar preocupados?

Muchos expertos creen que el uso excesivo de antibióticos en la producción ganadera está alimentando el problema de la resistencia a los antibióticos - donde los fármacos pierden su capacidad para controlar eficazmente el crecimiento microbiano. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha descrito el problema como que se acerca a un “punto de crisis” y dice que el mundo se está moviendo hacia una situación en la que muchas infecciones pronto podrían ser intratables. La UE estima que al menos 25.000 personas mueren en Europa cada año a causa de una infección resistente a los antibióticos.

¿Qué tan extendido está el uso de antibióticos en los animales de granja?

Si bien a principios de la década de 1970 se prohibió a los agricultores del Reino Unido el uso de antibióticos como promotores del crecimiento, los medicamentos se administran habitualmente a los animales criados intensivamente en su alimento y agua para evitar enfermedades que de otro modo serían inevitables en condiciones de hacinamiento y hacinamiento. Cada vez más, los agricultores utilizan los mismos antibióticos que se utilizan en la medicina humana, medicamentos clasificados por la OMS como "de importancia crítica para la salud humana". Según un informe de la Alianza para Salvar Nuestros Antibióticos del Reino Unido, el 45 por ciento de todos los antibióticos utilizados en el Reino Unido y el 80 por ciento en los EE. UU. Se administran ahora a animales.

¿Existe un vínculo comprobado entre el uso de antibióticos en las granjas y la resistencia a los medicamentos en los seres humanos?

Según la OMS, la evidencia científica es clara de que el uso excesivo de antibióticos en la producción ganadera es la fuente más importante de cepas resistentes de las bacterias salmonella y campylobacter y, en menor medida, de E. coli y MRSA. Estos insectos resistentes pueden pasar de los animales a los humanos de varias formas, principalmente a través de los alimentos. Por ejemplo, las personas que comen pollo contaminado pueden correr el riesgo de contraer una salmonela que puede ser resistente a los antibióticos. El año pasado, Se descubrió que la carne de cerdo vendida por varios de los principales supermercados británicos estaba contaminada con una cepa de la superbacteria MRSA..

Las bacterias resistentes también se pueden transferir de animales a humanos a través del contacto directo y en el medio ambiente. A veces, estas bacterias resistentes pueden colonizar el intestino humano sin causar una enfermedad inmediata y luego multiplicarse. Las mascotas también pueden transmitir bacterias resistentes a los antibióticos, aunque no se cree que esto sea un factor significativo.

¿Qué dicen los veterinarios?

La Asociación Británica de Veterinarios (BVA) dice que la principal causa de la resistencia a los antibióticos es el uso excesivo en la medicina humana, no en la agricultura, donde los veterinarios están sujetos a una legislación y controles "estrictos". "Los veterinarios tienen un compromiso de todo el sector con el uso responsable de antibióticos - de hecho, forma parte del código de conducta profesional de la profesión veterinaria - respaldado por una guía clara de BVA y otras asociaciones profesionales", dice John Blackwell, vicepresidente senior de la BVA.

¿Cual es la solución?

Algunos activistas han pedido una regulación más estricta de los antibióticos en las granjas, la eliminación gradual de su uso preventivo de rutina y el etiquetado de los alimentos "sin antibióticos" para ayudar a resolver el problema de la resistencia. Sin embargo, Emma Rose, de Alliance to Save our Antibiotics, pide una solución de mayor alcance.

"La única forma en que podemos detener el uso excesivo de antibióticos de importancia crítica en las granjas y frenar la resistencia humana en constante aumento a estos antibióticos es moviéndonos hacia mejores sistemas agrícolas que sean más amables con los animales y no dependan de la medicación masiva". de los animales para prevenir enfermedades ”, dice. "Se necesita un cambio urgente en el status quo si queremos evitar un futuro aterrador en el que podríamos volver a ser incapaces de tratar enfermedades mortales con antibióticos".


Antibióticos en los alimentos: ¿nos enfrentamos a una crisis?

Pollos en una granja. Muchos animales en el Reino Unido reciben antibióticos en su alimento o agua para protegerse de enfermedades Crédito: Bloomberg

Sigue al autor de este artículo

Siga los temas de este artículo.

Algunos de los grupos de restaurantes, pubs y comida rápida más importantes del mundo están bajo presión para dejar de servir carne y aves de animales a los que se les administran antibióticos de forma rutinaria.

Un grupo de poderosos inversores de la ciudad está instando a empresas como McDonald's, Domino's Pizza, Burger King, JD Wetherspoon y la empresa detrás de las cadenas Harvester, All Bar One y Toby Carvery a reducir el uso de antibióticos en sus cadenas de suministro. Los expertos creen que el uso excesivo de estos medicamentos en las granjas está impulsando la propagación de infecciones resistentes a los medicamentos en humanos con resultados potencialmente desastrosos.

¿Por qué están tan preocupados los grandes inversores?

Un número creciente de consumidores está preocupado por los vínculos entre los antibióticos en la cadena alimentaria y la resistencia a los antibióticos en los seres humanos. Cincuenta y cuatro importantes compañías de inversión que tienen grandes compañías de alimentos en sus carteras de ahorros y pensiones están preocupadas por el daño potencial que este problema causará a su reputación y sus resultados financieros.

¿Tienen motivos para estar preocupados?

Muchos expertos creen que el uso excesivo de antibióticos en la producción ganadera está alimentando el problema de la resistencia a los antibióticos - donde los fármacos pierden su capacidad para controlar eficazmente el crecimiento microbiano. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha descrito el problema como que se acerca a un "punto de crisis" y dice que el mundo se está moviendo hacia una situación en la que muchas infecciones pronto podrían ser intratables. La UE estima que al menos 25.000 personas mueren en Europa cada año a causa de una infección resistente a los antibióticos.

¿Qué tan extendido está el uso de antibióticos en los animales de granja?

Si bien a principios de la década de 1970 se prohibió a los agricultores del Reino Unido el uso de antibióticos como promotores del crecimiento, los medicamentos se administran habitualmente a los animales criados intensivamente en su alimento y agua para evitar enfermedades que de otro modo serían inevitables en condiciones de hacinamiento y hacinamiento. Cada vez más, los agricultores utilizan los mismos antibióticos que se utilizan en la medicina humana, medicamentos clasificados por la OMS como “de importancia crítica para la salud humana”. Según un informe de la Alianza para Salvar Nuestros Antibióticos del Reino Unido, el 45 por ciento de todos los antibióticos utilizados en el Reino Unido y el 80 por ciento en los EE. UU. Se administran ahora a animales.

¿Existe un vínculo comprobado entre el uso de antibióticos en las granjas y la resistencia a los medicamentos en los seres humanos?

Según la OMS, la evidencia científica es clara de que el uso excesivo de antibióticos en la producción ganadera es la fuente más importante de cepas resistentes de las bacterias salmonella y campylobacter y, en menor medida, de E. coli y MRSA. Estos insectos resistentes pueden pasar de los animales a los humanos de varias formas, principalmente a través de los alimentos. Por ejemplo, las personas que comen pollo contaminado pueden correr el riesgo de contraer una salmonela que puede ser resistente a los antibióticos. El año pasado, Se descubrió que la carne de cerdo vendida por varios de los principales supermercados británicos estaba contaminada con una cepa de la superbacteria MRSA..

Las bacterias resistentes también se pueden transferir de animales a humanos a través del contacto directo y en el medio ambiente. A veces, estas bacterias resistentes pueden colonizar el intestino humano sin causar una enfermedad inmediata y luego multiplicarse. Las mascotas también pueden transmitir bacterias resistentes a los antibióticos, aunque no se cree que esto sea un factor significativo.

¿Qué dicen los veterinarios?

La Asociación Británica de Veterinarios (BVA) dice que la principal causa de la resistencia a los antibióticos es el uso excesivo en la medicina humana, no en la agricultura, donde los veterinarios están sujetos a una legislación y controles "estrictos". “Los veterinarios tienen un compromiso de todo el sector con el uso responsable de antibióticos, de hecho, forma parte del código de conducta profesional de la profesión veterinaria, respaldado por una guía clara de BVA y otras asociaciones profesionales”, dice John Blackwell, vicepresidente senior de la BVA.

¿Cual es la solución?

Algunos activistas han pedido una regulación más estricta de los antibióticos en las granjas, la eliminación gradual de su uso preventivo de rutina y el etiquetado de los alimentos "sin antibióticos" para ayudar a resolver el problema de la resistencia. Sin embargo, Emma Rose, de Alliance to Save our Antibiotics, pide una solución de mayor alcance.

"La única forma en que podemos detener el uso excesivo de antibióticos de importancia crítica en las granjas y frenar la resistencia humana en constante aumento a estos antibióticos es moviéndonos hacia mejores sistemas agrícolas que sean más amables con los animales y no dependan de la medicación masiva". de los animales para prevenir enfermedades ”, dice. "Se necesita un cambio urgente en el status quo si queremos evitar un futuro aterrador en el que podríamos ser nuevamente incapaces de tratar enfermedades mortales con antibióticos".


Antibióticos en los alimentos: ¿nos enfrentamos a una crisis?

Pollos en una granja. Muchos animales en el Reino Unido reciben antibióticos en su alimento o agua para protegerse de enfermedades Crédito: Bloomberg

Sigue al autor de este artículo

Siga los temas de este artículo.

Algunos de los grupos de restaurantes, pubs y comida rápida más importantes del mundo están bajo presión para dejar de servir carne y aves de animales a los que se les administran antibióticos de forma rutinaria.

Un grupo de poderosos inversores de la Ciudad está instando a empresas como McDonald's, Domino's Pizza, Burger King, JD Wetherspoon y la empresa detrás de las cadenas Harvester, All Bar One y Toby Carvery a reducir el uso de antibióticos en sus cadenas de suministro. Los expertos creen que el uso excesivo de estos medicamentos en las granjas está impulsando la propagación de infecciones resistentes a los medicamentos en humanos con resultados potencialmente desastrosos.

¿Por qué están tan preocupados los grandes inversores?

Un número creciente de consumidores está preocupado por los vínculos entre los antibióticos en la cadena alimentaria y la resistencia a los antibióticos en los seres humanos. Cincuenta y cuatro importantes empresas de inversión que tienen grandes empresas de alimentos en sus carteras de ahorros y pensiones están preocupadas por el daño potencial que este problema causará a su reputación y sus resultados financieros.

¿Tienen motivos para estar preocupados?

Muchos expertos creen que el uso excesivo de antibióticos en la producción ganadera está alimentando el problema de la resistencia a los antibióticos - donde los medicamentos pierden su capacidad para controlar eficazmente el crecimiento microbiano. The World Health Organisation (WHO) has described the problem as approaching “crisis point” and says the world is moving to a situation where many infections might soon be untreatable. The EU estimates that at least 25,000 people die in Europe each year from an antibiotic-resistant infection.

How widespread is the use of antibiotics on farm animals?

A lthough farmers in the UK were banned from using antibiotics as growth promoters in the early 1970s, the drugs are routinely given to intensively reared animals in their feed and water to ward off diseases that would otherwise be inevitable in cramped and crowded conditions. Increasingly, farmers are using the same antibiotics used in human medicine – drugs classified by the WHO as “critically important to human health”. According to a report by the UK Alliance To Save Our Antibiotics, 45 per cent of all antibiotics used in the UK and 80 per cent in the US are now given to animals.

Is there a proven link between antibiotic use on farms and the drugs’ resistance in humans?

A ccording to the WHO, the scientific evidence is clear that overuse of antibiotics in livestock production is the most important source of resistant strains of salmonella and campylobacter bacteria, and to a lesser extent E.coli and MRSA. These resistant bugs can pass from animals to humans in a number of ways, mainly through food. For example, people who eat contaminated chicken can risk catching a salmonella bug that may be resistant to antibiotics. El año pasado, pork sold by several leading British supermarkets was found to be contaminated with a strain of the superbug MRSA.

Resistant bacteria can also be transferred from animals to humans through direct contact, and in the environment. Sometimes these resistant bacteria can colonize in the human gut without causing immediate illness, and then multiply. Pets can also pass on antibiotic resistant bacteria, although this is not believed to be a significant factor.

What do vets say?

B ritish Veterinary Association (BVA) says the main cause of antibiotic resistance is overuse in human medicine, not in agriculture, where vets are subject to “robust” legislation and controls. “Vets have a sector-wide commitment to the responsible use of antibiotics – indeed, it forms part of the veterinary profession’s code of professional conduct – supported by clear guidance from BVA and other professional associations," says John Blackwell, senior vice president of the BVA.

What’s the solution?

S ome campaigners have called for stricter regulation of antibiotics on farms, the phasing-out of their routine preventative use and “antibiotic-free” food labeling to help resolve the resistance problem. However, Emma Rose, from the Alliance to Save our Antibiotics, calls for a more far-reaching solution.

"The only way we can stop the over-use of critically important antibiotics on farms, and curb the ever-rising human resistance to these antibiotics, is by moving to better farming systems that are kinder to animals and do not rely on the mass-medication of animals to prevent disease,” she says. “An urgent change in the status quo is needed if we are to avoid a terrifying future in which we could be once again unable to treat life-threatening diseases with antibiotics."


Antibiotics in food: are we facing a crisis?

Chickens on a farm. Many animals in the UK are given antibiotics in their feed or water to ward off diseases Credit: Bloomberg

Sigue al autor de este artículo

Siga los temas de este artículo.

S ome of the world’s leading fast food, pub and restaurant groups are under pressure to stop serving meat and poultry from animals routinely given antibiotics.

A group of powerful City investors is urging the likes of McDonald’s, Domino’s Pizza, Burger King, JD Wetherspoon and the company behind the Harvester, All Bar One and Toby Carvery chains to reduce the use of antibiotics in their supply chains. Experts believe the overuse of these drugs on farms is driving the spread of drug-resistant infections in humans with potentially disastrous results.

Why are big investors so worried?

Growing numbers of consumers are concerned about the links between antibiotics in the food chain and antibiotic resistance in humans. Fifty-four major investment companies that have large food companies in their savings and pension portfolios are worried about the potential damage this issue will cause to their reputations and bottom lines.

Do they have reason to be concerned?

Many experts believe overuse of antibiotics in livestock production is fuelling the problem of antibiotic resistance – where the drugs lose their ability to effectively control microbial growth. The World Health Organisation (WHO) has described the problem as approaching “crisis point” and says the world is moving to a situation where many infections might soon be untreatable. The EU estimates that at least 25,000 people die in Europe each year from an antibiotic-resistant infection.

How widespread is the use of antibiotics on farm animals?

A lthough farmers in the UK were banned from using antibiotics as growth promoters in the early 1970s, the drugs are routinely given to intensively reared animals in their feed and water to ward off diseases that would otherwise be inevitable in cramped and crowded conditions. Increasingly, farmers are using the same antibiotics used in human medicine – drugs classified by the WHO as “critically important to human health”. According to a report by the UK Alliance To Save Our Antibiotics, 45 per cent of all antibiotics used in the UK and 80 per cent in the US are now given to animals.

Is there a proven link between antibiotic use on farms and the drugs’ resistance in humans?

A ccording to the WHO, the scientific evidence is clear that overuse of antibiotics in livestock production is the most important source of resistant strains of salmonella and campylobacter bacteria, and to a lesser extent E.coli and MRSA. These resistant bugs can pass from animals to humans in a number of ways, mainly through food. For example, people who eat contaminated chicken can risk catching a salmonella bug that may be resistant to antibiotics. El año pasado, pork sold by several leading British supermarkets was found to be contaminated with a strain of the superbug MRSA.

Resistant bacteria can also be transferred from animals to humans through direct contact, and in the environment. Sometimes these resistant bacteria can colonize in the human gut without causing immediate illness, and then multiply. Pets can also pass on antibiotic resistant bacteria, although this is not believed to be a significant factor.

What do vets say?

B ritish Veterinary Association (BVA) says the main cause of antibiotic resistance is overuse in human medicine, not in agriculture, where vets are subject to “robust” legislation and controls. “Vets have a sector-wide commitment to the responsible use of antibiotics – indeed, it forms part of the veterinary profession’s code of professional conduct – supported by clear guidance from BVA and other professional associations," says John Blackwell, senior vice president of the BVA.

What’s the solution?

S ome campaigners have called for stricter regulation of antibiotics on farms, the phasing-out of their routine preventative use and “antibiotic-free” food labeling to help resolve the resistance problem. However, Emma Rose, from the Alliance to Save our Antibiotics, calls for a more far-reaching solution.

"The only way we can stop the over-use of critically important antibiotics on farms, and curb the ever-rising human resistance to these antibiotics, is by moving to better farming systems that are kinder to animals and do not rely on the mass-medication of animals to prevent disease,” she says. “An urgent change in the status quo is needed if we are to avoid a terrifying future in which we could be once again unable to treat life-threatening diseases with antibiotics."


Antibiotics in food: are we facing a crisis?

Chickens on a farm. Many animals in the UK are given antibiotics in their feed or water to ward off diseases Credit: Bloomberg

Sigue al autor de este artículo

Siga los temas de este artículo.

S ome of the world’s leading fast food, pub and restaurant groups are under pressure to stop serving meat and poultry from animals routinely given antibiotics.

A group of powerful City investors is urging the likes of McDonald’s, Domino’s Pizza, Burger King, JD Wetherspoon and the company behind the Harvester, All Bar One and Toby Carvery chains to reduce the use of antibiotics in their supply chains. Experts believe the overuse of these drugs on farms is driving the spread of drug-resistant infections in humans with potentially disastrous results.

Why are big investors so worried?

Growing numbers of consumers are concerned about the links between antibiotics in the food chain and antibiotic resistance in humans. Fifty-four major investment companies that have large food companies in their savings and pension portfolios are worried about the potential damage this issue will cause to their reputations and bottom lines.

Do they have reason to be concerned?

Many experts believe overuse of antibiotics in livestock production is fuelling the problem of antibiotic resistance – where the drugs lose their ability to effectively control microbial growth. The World Health Organisation (WHO) has described the problem as approaching “crisis point” and says the world is moving to a situation where many infections might soon be untreatable. The EU estimates that at least 25,000 people die in Europe each year from an antibiotic-resistant infection.

How widespread is the use of antibiotics on farm animals?

A lthough farmers in the UK were banned from using antibiotics as growth promoters in the early 1970s, the drugs are routinely given to intensively reared animals in their feed and water to ward off diseases that would otherwise be inevitable in cramped and crowded conditions. Increasingly, farmers are using the same antibiotics used in human medicine – drugs classified by the WHO as “critically important to human health”. According to a report by the UK Alliance To Save Our Antibiotics, 45 per cent of all antibiotics used in the UK and 80 per cent in the US are now given to animals.

Is there a proven link between antibiotic use on farms and the drugs’ resistance in humans?

A ccording to the WHO, the scientific evidence is clear that overuse of antibiotics in livestock production is the most important source of resistant strains of salmonella and campylobacter bacteria, and to a lesser extent E.coli and MRSA. These resistant bugs can pass from animals to humans in a number of ways, mainly through food. For example, people who eat contaminated chicken can risk catching a salmonella bug that may be resistant to antibiotics. El año pasado, pork sold by several leading British supermarkets was found to be contaminated with a strain of the superbug MRSA.

Resistant bacteria can also be transferred from animals to humans through direct contact, and in the environment. Sometimes these resistant bacteria can colonize in the human gut without causing immediate illness, and then multiply. Pets can also pass on antibiotic resistant bacteria, although this is not believed to be a significant factor.

What do vets say?

B ritish Veterinary Association (BVA) says the main cause of antibiotic resistance is overuse in human medicine, not in agriculture, where vets are subject to “robust” legislation and controls. “Vets have a sector-wide commitment to the responsible use of antibiotics – indeed, it forms part of the veterinary profession’s code of professional conduct – supported by clear guidance from BVA and other professional associations," says John Blackwell, senior vice president of the BVA.

What’s the solution?

S ome campaigners have called for stricter regulation of antibiotics on farms, the phasing-out of their routine preventative use and “antibiotic-free” food labeling to help resolve the resistance problem. However, Emma Rose, from the Alliance to Save our Antibiotics, calls for a more far-reaching solution.

"The only way we can stop the over-use of critically important antibiotics on farms, and curb the ever-rising human resistance to these antibiotics, is by moving to better farming systems that are kinder to animals and do not rely on the mass-medication of animals to prevent disease,” she says. “An urgent change in the status quo is needed if we are to avoid a terrifying future in which we could be once again unable to treat life-threatening diseases with antibiotics."


Antibiotics in food: are we facing a crisis?

Chickens on a farm. Many animals in the UK are given antibiotics in their feed or water to ward off diseases Credit: Bloomberg

Sigue al autor de este artículo

Siga los temas de este artículo.

S ome of the world’s leading fast food, pub and restaurant groups are under pressure to stop serving meat and poultry from animals routinely given antibiotics.

A group of powerful City investors is urging the likes of McDonald’s, Domino’s Pizza, Burger King, JD Wetherspoon and the company behind the Harvester, All Bar One and Toby Carvery chains to reduce the use of antibiotics in their supply chains. Experts believe the overuse of these drugs on farms is driving the spread of drug-resistant infections in humans with potentially disastrous results.

Why are big investors so worried?

Growing numbers of consumers are concerned about the links between antibiotics in the food chain and antibiotic resistance in humans. Fifty-four major investment companies that have large food companies in their savings and pension portfolios are worried about the potential damage this issue will cause to their reputations and bottom lines.

Do they have reason to be concerned?

Many experts believe overuse of antibiotics in livestock production is fuelling the problem of antibiotic resistance – where the drugs lose their ability to effectively control microbial growth. The World Health Organisation (WHO) has described the problem as approaching “crisis point” and says the world is moving to a situation where many infections might soon be untreatable. The EU estimates that at least 25,000 people die in Europe each year from an antibiotic-resistant infection.

How widespread is the use of antibiotics on farm animals?

A lthough farmers in the UK were banned from using antibiotics as growth promoters in the early 1970s, the drugs are routinely given to intensively reared animals in their feed and water to ward off diseases that would otherwise be inevitable in cramped and crowded conditions. Increasingly, farmers are using the same antibiotics used in human medicine – drugs classified by the WHO as “critically important to human health”. According to a report by the UK Alliance To Save Our Antibiotics, 45 per cent of all antibiotics used in the UK and 80 per cent in the US are now given to animals.

Is there a proven link between antibiotic use on farms and the drugs’ resistance in humans?

A ccording to the WHO, the scientific evidence is clear that overuse of antibiotics in livestock production is the most important source of resistant strains of salmonella and campylobacter bacteria, and to a lesser extent E.coli and MRSA. These resistant bugs can pass from animals to humans in a number of ways, mainly through food. For example, people who eat contaminated chicken can risk catching a salmonella bug that may be resistant to antibiotics. El año pasado, pork sold by several leading British supermarkets was found to be contaminated with a strain of the superbug MRSA.

Resistant bacteria can also be transferred from animals to humans through direct contact, and in the environment. Sometimes these resistant bacteria can colonize in the human gut without causing immediate illness, and then multiply. Pets can also pass on antibiotic resistant bacteria, although this is not believed to be a significant factor.

What do vets say?

B ritish Veterinary Association (BVA) says the main cause of antibiotic resistance is overuse in human medicine, not in agriculture, where vets are subject to “robust” legislation and controls. “Vets have a sector-wide commitment to the responsible use of antibiotics – indeed, it forms part of the veterinary profession’s code of professional conduct – supported by clear guidance from BVA and other professional associations," says John Blackwell, senior vice president of the BVA.

What’s the solution?

S ome campaigners have called for stricter regulation of antibiotics on farms, the phasing-out of their routine preventative use and “antibiotic-free” food labeling to help resolve the resistance problem. However, Emma Rose, from the Alliance to Save our Antibiotics, calls for a more far-reaching solution.

"The only way we can stop the over-use of critically important antibiotics on farms, and curb the ever-rising human resistance to these antibiotics, is by moving to better farming systems that are kinder to animals and do not rely on the mass-medication of animals to prevent disease,” she says. “An urgent change in the status quo is needed if we are to avoid a terrifying future in which we could be once again unable to treat life-threatening diseases with antibiotics."



Comentarios:

  1. Richie

    También que sin tu tu haríamos muy buena frase

  2. Emir

    Sí, en serio. Fue y conmigo. Discutamos esta pregunta. Aquí o en PM.

  3. Tiridates

    tema útil

  4. Kenryk

    es la excelente variante



Escribe un mensaje